DERECHOS FUNDAMENTALES DE LA MUJER

sábado, 6 de septiembre de 2014

EL CICLO DE LA POBREZA ALIMENTARIA EN LOS PUEBLOS ORIGINARIOS: CASO DE LOS PUEBLOS WIXARIKAS DE JALISCO Y NAYARIT

https://drive.google.com/?tab=mo&authuser=0#my-drive

domingo, 11 de agosto de 2013

Resultados Programa de Apoyo Alimentario 2009 Diconsa-Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán


domingo, 2 de junio de 2013

LA VIOLENCIA POLITICA COMO MADRE DE TODAS LAS VIOLENCIAS.

Febrero de 2007

Tomando como pretexto el siguiente mail que me enviaron hace unos días, inicio:

En este año estarán en disputa:

3 gubernaturas
1637 presidencias municipales
294 diputaciones de mayoría relativa
187 diputaciones de representación proporcional.

Las leyes estatales, independientemente de las cuotas de los partidos, exigen que no se nomine más de 70 por ciento de candidatos del mismo género.

Si esta disposición legal se cumple este año, cada partido político debería postular, en los 14 estados en los que hay elecciones, al menos a 635 candidatas, distribuidas así:

491 candidatas a presidencias municipales
88 candidatas a diputadas de mayoría y 56 mujeres en las listas de candidatos a diputados de representación proporcional

La realidad

2007. Sólo un estado de la República es gobernado por una mujer: Amalia García en Zacatecas.

2007. De 240 municipios con más de 50 mil habitantes, sólo 15 están gobernados por mujeres.

2007. Hay 22 senadoras, que representan sólo 17 por ciento del total de miembros del Senado, y 116 diputadas federales, algo así como 23 por ciento del total de diputados.

En la última elección, en ambas cámaras se redujo el número de curules ocupadas por una mujer.

Nunca ha habido dos mujeres gobernadoras al mismo tiempo.

La reflexión
Cuando un hombre desea tener poder o mayor poder, ya sea económico, político o de cualquier índole, se piensa que es algo totalmente natural; en cambio, si es una mujer quien busca el poder, el tipo de juicios que despierta esta intención es muy distinta.
Un hombre que vocifera y reclama para defender sus derechos es considerado valiente; si lo hace una mujer, a ésta se la llama “vieja loca”, en el mejor de los casos.

Si un hombre descuida a su familia porque dedica las 24 horas del día a trabajar en el ascenso de su carrera, se piensa algo parecido a: “Es que es taaaan esforzado y chambeador, que no tiene tiempo ni para su familia”; por el contrario, si una mujer se encuentra en esa situación se pensarán cosas como: “Qué mala madre” o “no hay ascenso que justifique que abandone a sus hijos”.

La razón principal detrás de ello es que la aspiración de una mujer por el poder es –consciente e inconscientemente– considerada peligrosa para un estado de cosas basado en relaciones profundamente inequitativas y desiguales, que son perpetuadas en el seno de las familias, en las aulas de clase, en el ámbito laboral y, en general, en las distintas esferas sociales.

Lo cierto es que los estándares diferenciados y la doble moral forman parte de un estereotipo cultural patriarcal que tiene que ser transformado en beneficio de toda la sociedad.

La buena noticia es que no tenemos que esperar a que el cambio social nos alcance. Un mayor número de mujeres en los espacios de decisión y de poder, es per se, una situación inédita que permitirá ir transformando el imaginario social, y llevando a cabo cambios de muy diversa índole en la agenda de la cotidianeidad, dando lugar a relaciones sociales más equitativas y plenas.
2007 es una oportunidad para dar un paso –quizá un gran paso– más en esa dirección. Ojalá los partidos lo entiendan y abran efectivamente más espacios a más mujeres, sin encubrir el cumplimiento de las cuotas con suplencias o candidaturas de membrete.

Por Ana Vásquez Colmenares:


La mal llamada “cuota de género”, la mayor parte de las veces no se cumple ¿porqué mal llamada cuota de género?, simplemente porque las mujeres somos poco más de la mitad de la población, lo que hace que estemos subrepresentadas en las instancias donde se llevan a cabo la toma de decisiones ya que no somos la tercera parte de la población, somos poco más de la mitad, por lo que debiéramos contar con la mitad de las mujeres en los espacios  de representación, y siendo la mitad de la población entonces no tenemos porque tener una cuota de género, sino una democracia paritaria, es decir, 50% de puestos de representación para hombres y 50% para mujeres.

Sin embargo los partidos muchas veces cubren la mal llamada “cuota de género” en las candidaturas que lanzan para contender, luego entonces si están cumpliendo con la mal llamada “cuota de género”, ¿por qué causa, motivo o razón es que no llegamos a las cámaras de diputados, a las presidencias municipales, a la cámara de senadores o las delegaciones en el caso del distrito federal? La causa es que las mujeres son colocadas en posiciones donde no van a poder llegar, si van en las listas plurinominales van en los últimos lugares, o van en las suplencias, si van en las listas uninominales es decir como candidatas que van a hacer campaña en sus regiones, van de suplentes nuevamente o en candidaturas donde la votación de sus partidos es tan baja que seguramente van a perder, pues los lugares en donde las candidaturas son ganadoras ya fueron copadas por los “caballeros”, es por ello que al término de las elecciones casi no contamos con mujeres ganadoras que ocupen los puestos de representación popular, ante esto ¿qué sucede? Aunque no es garante que la llegada de una mujer garantice políticas con perspectiva de género, lo cierto es que no tenemos mujeres  que defiendan  nuestros interés ante los órganos de decisión del país, hemos encontrado ahora una nueva modalidad para evitar que las mujeres ocupen estos puestos: colocarlas de propietarias y con ellas un varón de suplente el cual suele ser el hijo, el esposo, el amante o alguien querido, para una vez ganada la candidatura renunciar a favor de él, y es así como en manipulación del amor profesado a los nuestros, una vez más es utilizado el factor sentimental para evitar que lleguemos a ocupar posiciones.

En la práctica esta forma de violencia política se refleja en que ante las políticas de transversalidad de género, es decir, políticas a favor de nosotras en todos los niveles, no contamos con la votación suficiente para sacar adelante nuestras demandas, ante esto recientemente se quejaba una diputada de que ante la presencia de dos iniciativas en el congreso las cuales tenían que ser discutidas se votó cual se discutía primero, las iniciativas eran:

-      una a favor de las ballenas y

-      otra sobre derechos de las mujeres, por lo que se tuvo que votar cual se discutía primero por ser prioritaria,

-      el resultado fue que ganaron las ballenas ante la indignación de las diputadas que ante la aplastante mayoría masculina perdieron la votación.

Es así como ante la falta de oportunidades, la escasa representación en la cámara de diputados, senadores, presidencias municipales y delegaciones políticas, las políticas para mejorar nuestras condiciones de vida no progresan dando paso a toda clase de violencias contra nosotras desde la económica, social, laboral, educativa, de salud, etc, etc, etc, razón por la cual afirmo que la violencia política es la madre de todas las violencias pues al no poder dueñas de nuestro propio destino, al no ser consideradas en la geografía política del país, al no ser sujetos prioritarios para mejorar nuestras condiciones de vida, no nos queda sino afirmar que pasamos a  engrosar las cifras de la miseria,  lo que ahora se conoce como la feminización de la pobreza, el sector más pobre y desprotegido de todos, finalmente no es cierto que cuando se educa a una mujer se educa a una familia, lo cierto es que en muchas regiones es más importante estudie un hijo varón que una mujer, es más importante que ellos cubran los espacios claves del poder ejecutivo, legislativo y judicial, pues se cree ellos deben gobernar en él ámbito de la vida pública y nosotras en el de la vida privada, estando exentas en la práctica de nuestros derechos en la toma de las decisiones, mientras no contemos con mujeres que nos representen paritariamente es decir al 50% en la toma de decisiones del país, que velen por nuestros interés y porque se lleve a cabo la transversalidad de género en los puestos de administración, y mientras están pierdan las votaciones por ser minoría o ser mandadas a regiones conde la votación no les favores, ir de suplentes o renunciar sus candidaturas a favor de los varones que aman, seguiremos subrepresentadas en todos los espacios de decisiones del país y con ello seguiremos siendo víctimas de toda clase de violencias generadas por la madre de todas las violencias LA VIOLENCIA POLÍTICA que da origen a que seamos violentadas en muchísimas esferas de la vida pública y privada, llegándose al grado incluso como en Oaxaca de que una mujer pueda ser asesinada por cuestiones de honor por sus esposos. Por ello debemos pelear por alcanzar una representación paritaria, es decir “LA MITAD DE LOS PUESTOS DE DECISIÓN PARA LAS MUJERES, EN TODAS PARTES”.[1]





[1] Tomado de “LA GUÍA DEL PODER” del INSTITUTO NACIONAL DE LAS MUJERES. Primera edición. México, 2004

viernes, 10 de agosto de 2012


FRENTE NACIONAL DE MUJERES TRABAJADORAS
“ROSA LUXEMBURGO”
fnmt_rosaluxemburgo@hotmail.com
fnmt_rosaluxemburgo@yahoo.com.mx

“Nadie que no conozca un poco de historia ignorará que las grandes revoluciones sociales solo son posibles cuando se cuenta con el fermento femenino. Además los progresos sociales pueden medirse con exactitud observando la posición social del sexo bello.  Carlos Marx. 1868.

El Frente, afirma que el derecho tiene que ser legítimo, que los intereses de las mujeres  tienen que verse integrados en la normatividad Jurídica  y para ello las mujeres, tienen que participar de alguna manera en la elaboración de las reglas del juego, porque, de otro modo esas normas no van a responder a criterios de integración.  Nos proponemos desarrollar el Frente, para que sea, efectivamente un frente de ciudadanas, suma superior de sus organizaciones, de afiliadas y militantes, de masas y de cuadros, plural, democrático, autogestionario, e impulsor de la organización autónoma de las mujeres y su instrumento superior de lucha  y organización.  Un Frente libertario que ayude a las mujeres a liberarse no sólo económica y socialmente, sino también ideológica, política, orgánica y moralmente. Que sea para las mujeres su libertad, con una concepción y una práctica revolucionaria de la mujer y la sociedad. Que su primer principio sea el culto a la dignidad de la mujer. Con pluralismo y tolerancia donde se de una intensa discusión y lucha ideológica para que la unidad de acción se forje de manera real y no ficticia. Donde se aprenda a pensar con cabeza propia, se estudie, se reflexione y se analice. Donde se dirija y no se administre y que cuando se dirija se haga con la influencia legítima que es la lucha teórica e ideológica, el convencimiento y el ejemplo.

Que se construya armónicamente en lo teórico, lo ideológico, lo político y lo orgánico. Que sea una auténtica asociación voluntaria de revolucionarias o por lo menos donde dominen legítimamente las revolucionarias. Un frente de masas vinculado estrechamente al pueblo. Donde florezcan la autogestión y la autonomía, con direcciones estatales y centrales que sean ejemplares, como órganos colectivos de dirección  a través de los cuales el Frente se construya y actúe en el seno de la sociedad civil.


DECLARACION DE PRINCIPIOS

En el germen fundamental de la sociedad: la familia, la realidad asalta a la mujer cotidianamente. Ahí no hay discurso que valga ni cifra estadística que pueda manipular el conocimiento amargo de las carencias, el oprobio, la injusticia, inequidad, marginación,  deslealtad y violencia de la que hoy por hoy son víctimas miles de mujeres en nuestra patria.

Es inverosímil que en el inicio del segundo milenio de nuestra era, existan instituciones públicas y políticas que aún no comprendan que el movimiento de las mujeres es una expresión de madurez política y social, que anuncia la nueva forma del humanismo. Sin embargo, la constante lucha y demandas, de la movilización de la sociedad civil, de las organizaciones de mujeres, de la voluntad de los gobiernos y los organismos internacionales y el esmero de miles de mujeres visionarias, indestructibles en la historia real, ha dado sus frutos  dotándonos de nuevos y valiosos instrumentos internacionales jurídico-político-sociales que entrañan un valor histórico fundamental para la defensa y promoción de los derechos y las libertades de las mujeres. Muchos de estos instrumentos aun son de papel, pero han de transformarse  si ante el fuego de nuestros corazones se templan como el hierro.

La lucha de las mujeres frentistas no es por el revanchismo, es por la dignidad, por la reivindicación de nuestro pueblo y sus demandas, por la comprensión de las necesidades y derechos de las mujeres y las de sus compañeros; no es una guerra de géneros, es un reacomodo equitativo e igualitario de nuestros espacios.
Favorecemos el establecimiento de medidas de acción positivas para conseguir una representación más equilibrada de  los hombres y las mujeres en la vida política, especialmente en los órganos de representación popular dentro del total respeto a los derechos humanos universales, indisociables, interdependientes e indivisibles de las mujeres que conduzca a la democracia paritaria, entendida como pacto y funcionamiento de una sociedad y una cultura organizadas a partir de las diferencias genéricas entre hombres y mujeres, que asegure identidades genéricas plenas y libres. Democracia paritaria, sinónimo de pluralidad, de igualdad en las oportunidades de participación, de equidad  y de tolerancia, para conquistarla las mujeres precisamos homologarnos políticamente. Requerimos hacer de nuestras necesidades y de nuestros derechos humanos un asunto de todas y de todos. La causa de las mujeres aspira a trascender y concretarse en instituciones, pactos jurídicos y políticos en derechos tangibles y concretos.

Valoramos la participación informada y la toma de decisiones consciente,  porque   sabemos que en los vacíos de poder, se infiltra la arbitrariedad burocrática, se recrean el dirigentismo, el caudillismo. La libertad de organización, la libertad de decisión no sólo se  coarta, usando la fuerza, la amenaza, la coacción, la información errónea o manipulada, la intriga, la exclusión. También se coarta ahí donde el espíritu se anula, cuando la inteligencia y la razón se dejan de lado y los prejuicios y pasiones se movilizan.

Decisiones irracionales, irreflexivas, espontáneas, no son decisiones libres. Porque están bajo la presión de emociones como soporte de las decisiones.
Somos partidarias de la democracia directa, es decir, que el ciudadano no sólo delegue su capacidad de decidir  a través de los representantes que elige por eso favorecemos complementar  la democracia representativa, con ciertos elementos de la democracia directa como son: revocación de mandato, referéndum,  plebiscito, candidaturas ciudadanas, e iniciativas legislativas populares de todo tipo. Estos elementos de democracia directa preservan a las mayorías de caer en la tentación de silenciar a las minorías y quitarles su libertad de acción y son mecanismos que permiten profundizar los procesos democráticos.

El principio de igualdad entre la mujer y el hombre se ha afirmado en la Constitución, así como en todos los instrumentos internacionales. No obstante, las cuotas de genero estar consideradas en los códigos electorales federales y estatales son incumplidas  por las élites que deciden en los Partidos Políticos,  en los últimos años la mujer no ha alcanzado la igualdad; su desigualdad, por otra parte, se ha visto reafirmada de facto en la vida pública y política. Las políticas y las decisiones que son factura exclusiva del hombre reflejan solo una parte de la experiencia y las posibilidades humanas. La organización justa y eficaz de la sociedad exige la inclusión y participación de todos sus miembros en la vida cotidiana. Para superar siglos de marginación , de inequidad en la vida pública, las mujeres  necesitamos también del estímulo y el apoyo de todos los sectores de la sociedad para alcanzar una participación plena y efectiva y esa tarea deben dirigirla el Estado, los Partidos políticos y los funcionarios públicos garantizando medidas orientadas claramente a apoyar el principio de igualdad y, por consiguiente, cumplir los principios constitucionales que garantizan la igualdad de todos los ciudadanos. Si bien los regímenes democráticos han aumentado las oportunidades de participación de la mujer en la vida política, las innumerables barreras económicas, sociales y culturales que aún se nos interponen limitan seriamente nuestra participación. No puede llamarse democrática una sociedad en la que las mujeres estemos excluidas de la vida pública y del proceso de adopción de decisiones. El concepto de democracia tendrá significación real y dinámica, además de un efecto perdurable, sólo cuando hombres y mujeres compartamos la adopción de decisiones políticas y cuando  los intereses de ambos se tengan en cuenta por igual.


PROGRAMA DE ACCIÓN

Las mujeres contribuyen a la economía y a la lucha contra la pobreza mediante su trabajo remunerado y no remunerado en el hogar, en la comunidad, en su espacio laboral, las mujeres soportan una carga desproporcionada al tratar de administrar el consumo y la producción en el hogar en condiciones de creciente escasez. La pobreza afecta de manera especialmente aguda a las mujeres que viven en hogares rurales. El riesgo de caer en la pobreza es mayor para las mujeres que para los hombres, especialmente en la vejez, donde los sistemas de seguridad social se basan en el principio de empleo remunerado continuo. En la mayoría de los casos, las mujeres no satisfacen ese requisito debido a las interrupciones en su trabajo, provocadas por la desigual distribución del trabajo remunerado y no remunerado. Además,  las mujeres de más edad deben hacer frente a mayores obstáculos para volver a incorporarse en el mercado de trabajo. Las trabajadoras agrícolas expulsadas por la miseria de sus comunidades indígenas  ó rurales, trabajan jornadas en los campos agrícolas privados más allá de lo permisible por la ley, viven hacinadas junto con sus hijos en barracas, que no tienen ningún tipo de servicio, su carácter de jornaleras por cosecha dificulta  su sindicación. La mitad de los migrantes hacia Estados Unidos en 2005 fueron mujeres jóvenes la mayoría de no mas de 30 años. Las enormes diferencias  de trato que reciben las mujeres migrantes con respecto al genero masculino es de total desprotección frente a los abusos de carácter físico y sexual por parte de los coyotes, pero también de los patrones en los lugares de trabajo, de colegas en los recorridos, y de autoridades policíacas en el lugar de destino las mujeres sufren una mayor exposición a los trabajos menos calificados, de mayor esfuerzo, más expuestos y peor pagados (labores domésticas, entretenimiento, prostitución, maquiladora   El incremento en la fuerza de trabajo agrícola que se emplea en los Estados Unidos de América está provocando que existan pueblos de mujeres adultas, población infantil y ancianos, descansando gran parte de la sobrevivencia comunitaria en el esfuerzo de estas mujeres, esposas, madres o hijas que asumen la responsabilidad del hogar, del cuidado familiar, y, en muchos casos, las responsabilidades laborales de cuidar la tierra.

El Frente denuncia y combate cualquier acción o conducta basada en el género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico tanto en el ámbito público  como en el privado: que comprende, entre otros, violación, abuso sexual, tortura, trata de personas, prostitución forzada, secuestro, y acoso sexual y toda forma de maltrato. En el frente se propondrán medidas preventivas y correctivas para proteger a las mujeres víctimas de violencia, creando para ello los albergues para mujeres en situación de riesgo.

El Frente buscará la inserción productiva de todas sus afiliadas, militantes y dirigentes    para evitar parasitar de la política y darle a la actividad política un sentido claramente de servicio al pueblo.

El Frente promoverá la organización productiva y gestionará el acceso de las mujeres en situación desventajosa de las zonas rurales, remotas y urbanas a créditos que otorgan instituciones públicas y privadas, nacionales e internacionales  con asistencia técnica y  capacitación para aumentar sus ingresos, liberando su potencial productivo para interrumpir el ciclo de pobreza afín de que la mujer pueda disfrutar del producto de su propio trabajo

 El Frente examinará el efecto diferencial que los diversos sistemas electorales originan en la representación de mujeres y propiciara la introducción de correctores, impulsando y apoyando  reformas en el  sistema electoral para situar a mujeres en las listas electorales en posición de resultar efectivamente elegidas y en proporción similar a los hombres. Instará a los  Partidos Políticos  a que adopten medidas eficaces, entre ellas suministrar información y recursos financieros o de otra índole, para superar los obstáculos a la plena participación y representación de la mujer, reformar sus estructuras y normatividad para facilitar el acceso de mujeres en los cargos superiores y en tomar las medidas internas pertinentes para asegurar que las mujeres puedan participar en los procesos electorales en igualdad de condiciones con los hombres.

En los partidos políticos, sindicatos, las organizaciones empresariales, las asociaciones en general, las organizaciones no gubernamentales,  reforzará la función de las mujeres en la toma decisiones.

Siendo los derechos humanos de carácter universal, indisociable, interdependiente e indivisible, afirma que una visión global y pluridimensional en materia de derechos humanos conduce a considerar que los derechos de las mujeres se engloban indiscutiblemente dentro del concepto más amplio de derechos humanos. En este contexto, éstas han de obtener una mayor protección.
Así, las frentistas nos imponemos la tarea de informar y sensibilizar a la opinión pública sobre la importancia de la participación igualitaria en la vida política, así como a tomar una serie de medidas que favorezcan una participación equilibrada de los dos sexos en la vida política y pública.  Entre tales medidas destacamos las siguientes:

Favorecer el nombramiento de mujeres en los cargos públicos gubernamentales,  municipales, estatales y federales proponiendo cargos reservados a mujeres.

Las mujeres Frentistas dedicarán especial atención a las tareas de educación política, luchando por vencer su propio analfabetismo para convertirse en verdaderas agitadoras, propagandizadoras y organizadoras  en el seno del pueblo, luchará porque la mujer aprenda a gobernar las organizaciones a las que pertenece y a desarrollar sus cualidades de dirigente para la causa de la democracia, la unidad del pueblo trabajador y la plena emancipación de la mujer.

Se promoverán proyectos de vivienda que favorezcan a las mujeres y a nuestros hijos.

Buscaremos que todas las mujeres tengan acceso a servicios de salud para ellas y sus dependientes económicos.

Creemos que educar a un hombre es bueno, pero por los roles tradicionales asignados a las mujeres, educar a una mujer es educar a una familia, por lo que impulsaremos programas de capacitación y educativos que enriquezcan la formación de las mujeres.

Las niñas suelen ser consideradas inferiores y se les enseña a ponerse siempre en último lugar, con lo que se les quita el sentido de su propia dignidad. La maternidad a edades muy tempranas entraña complicaciones durante el embarazo y el parto y constituye un riesgo para la salud de la madre. Los niveles de morbilidad y mortalidad entre los hijos de madres jóvenes son más elevados. La maternidad precoz sigue constituyendo un impedimento para la mejora de la condición educativa, económica y social de la mujer, al reducir gravemente las oportunidades educativas y de empleo afectando a largo plazo negativamente la calidad de vida de la mujer y sus hijos. El frente favorecerá  políticas públicas que promuevan un entorno educativo que elimine las barreras que impiden la asistencia a las escuelas de las niñas casadas o embarazadas y las madres jóvenes, mediante servicios de guardería asequibles y accesibles. En el frente favorecemos las relaciones afectivas sin que medie coacción física, económica, política o psicológica. Favoreceremos la libertad sexual y reproductiva informada y conciente, por lo que se tomarán las medidas pertinentes para que las frentistas y otras mujeres tengan conocimiento sobre su sexualidad y la ejerzan de manera libre y responsable. Que las jóvenes, sobre todo las adolescentes, reciban información en materia de fisiología reproductiva, salud reproductiva y salud sexual, enfermedades de transmisión sexual, transmisión y prevención del VIH/SIDA.


El consumo de drogas entre nuestros hijos provoca marginación  social, desadaptación emocional, dependencia económica, además de cancelar su capacidad de acceso al poder del conocimiento  al atacar de manera directa su red neuronal, y ser la ruta más segura hacia el mundo delincuencial.  Ante esto el frente, tutelará la creación de centros para tratamiento y rehabilitación de jóvenes con problemas de drogadicción. Elaborará las iniciativas legislativas que permitan la transferencia de bienes muebles y financieros confiscados al narcotráfico a organizaciones de la sociedad civil y/o a programas gubernamentales de atención y rehabilitación de las victimas de estas actividades.

Aún cuando el Congreso de la Unión promulgó la educación preescolar como obligatoria, la cobertura a nivel nacional por la secretaria de educación pública enfrenta rezagos en las zonas urbanas, rurales e indígenas; en la primera los servicios de educación privados medran al amparo del rezago, en las segundas ese derecho se enfrenta a los usos y costumbres comunitarios.

El acceso al saber, al conocer enfrenta, en el sistema de educación primaria, la ausencia de cuerpos multidisciplinarios profesionales que detecten problemas de conducta y aprendizaje, y establezcan estrategias de intervención terapéutica para su corrección. Las causas que originan problemas de conducta y aprendizaje pueden ser varias, algunas son de origen físico (debilidad visual, hipoacustia, problemas neurológicos, endócrinos, desnutrición, etc.), otras psicológico (sensación, percepción, memoria, emoción, personalidad, aprendizaje, imaginación, creatividad, las cuales pueden verse afectadas por baja autoestima, desatención, maltrato, depresión, abuso sexual, privación sensorial, etc), y algunas más por inadecuados métodos de conducción pedagógica (inadecuados métodos de estudio, falta de material didáctico, deficiente estructura en los programas y planes de estudio, etc.).  Ante esto nuestra organización fomentará la creación de  centros educativos de psicodiagnóstico que detecten problemas de conducta y aprendizaje y establezcan las formas de intervención terapéutica que favorezcan su corrección, entendiendo que la edad más adecuada para lograr esto es cuando la red neuronal se encuentra en pleno desarrollo, es decir en los primeros años de vida.

FRATERNALMENTE
“SI CREAMOS VIDA, somos capaces de CREARLO TODO”
M en C Mireya Rodríguez Corona
Presidente del Consejo Central del FNM-Rosa Luxemburgo

Notas:
.
(1) Marco conceptual sobre enfoque de género: A mediados de los años setenta comienza a surgir el enfoque de género, como respuesta a los interrogantes teòrico-metodológicos planteados por la constatación de evidentes asimetrías y desigualdades existentes entre hombres y mujeres en función de su sexo. Se puede definir género, como una construcción cultural, social e histórica que, sobre la base biológica del sexo, determina valorativamente lo masculino y lo femenino en la sociedad, y las identidades subjetivas colectivas. El género también condiciona la valoración social asimétrica para hombres y mujeres y la relación de poder que se establece entre ellos. Además, las relaciones de género están intersectadas e implicadas  en otras relaciones sociales: de producción, etnicidad, nacionalidad, religión y otras de carácter generacional. El sistema de género como tal no está aislado, sino que se articula con otros sistemas de relaciones sociales.

La igualdad de género significa que la mujer y el hombre disfrutan de la misma situación y que tienen iguales condiciones para la plena realización de sus derechos humanos y su potencial de contribuir al desarrollo, político, económico, social y cultural, y de beneficiarse de los resultados. La igualdad de género es, por lo tanto, la valoración imparcial por parte de la sociedad de las similitudes y diferencias entre el hombre y la mujer, y de los diferentes papeles que cada uno juega.

De allí que para el logro de la igualdad de género sea necesario el establecimiento de un conjunto de medidas de equidad de género que permitan compensar las desventajas históricas y sociales que les impiden disfrutar por igual de los beneficios del desarrollo y tener un acceso igualitario a las decisiones públicas y privadas y al poder. La equidad de género es, por tanto, un camino hacia la igualdad de género. El Programa Interamericano sobre Promoción de los Derechos Humanos de la Mujer y la Equidad e Igualdad de Género se orienta a fomentar este proceso.

La incorporación de la perspectiva de género es “una estrategia destinada a hacer que las preocupaciones y experiencias de las mujeres, así como de los hombres, sean un elemento integrante de la elaboración, la aplicación, la supervisión y la evaluación  de las políticas y los programas en todas las esferas políticas, económicas y sociales, a fin de que las mujeres y los hombres se beneficien por igual y se impida que se perpetúe la desigualdad”.



miércoles, 12 de enero de 2011

Por SUSANA CHAVEZ, activista asesinada en CIUDAD JUÁREZ:

Fuera de las disertaciones del Fiscal General de Justicia de Chihuahua, Carlos Manuel Salas, donde declara que el asesinato de Susana Chávez, no esta relacionado con su activismo; lo cierto es que ella es una mujer asesinada, por lo que es un feminicidio; y que fue asesinada en Ciudad Juárez, así que es una muerta de Ciudad Juárez, por lo tanto, es un feminicidio y una muerta de Ciudad Juárez, no un hecho aislado, que iba por ahi nada más pasando, y en ese sentido, tampoco importa donde se halla cometido el acto, sino la acción en si cometida, lo demás es solo retórica para tratar de minimizar los hechos y desviar la investigación, encubriendo las causas que motivaron su asesinato. En cuanto a que no hay tortura, pues tan solo tiene escoriaciones, la arrastraron y le cortaron una mano, pero no, no la torturaron, ¿estaría señalando acaso a los culpables?

sábado, 18 de diciembre de 2010

Organizaciones se pronuncian por el feminicidio de Marisela Escobedo Ortiz



Organizaciones se pronuncian por el feminicidio de Marisela Escobedo Ortiz

· Ante la incapacidad y el desprecio del gobierno federal y el gobierno estatal, Marisela fue asesinada por pedir justicia para su hija Rubí.

“No me voy mover de aquí hasta que detengan al asesino de mi hija” fueron las declaraciones de Marisela, antes de colocar su pequeño campamento en la Cruz de Clavos NI UNA MÁS, en la Ciudad de Chihuahua. Estaba dispuesta a pasar navidad y año nuevo en ese lugar emblemático, en el que apenas el 25 de noviembre pasado, había participado en una manifestación junto con las madres de Justicia para Nuestras Hijas, para colocar en la cruz, más de 300 nombres de las mujeres que han sido asesinadas en el estado de Chihuahua tan sólo en este año, 2010.

Rubí, tenía 16 años cuando fue asesinada por Sergio Rafael en agosto de 2008. Desde que desapareció y su pequeño cuerpo fue encontrado en un terreno junto a huesos de marranos, la madre de Rubí, Marisela, una enfermera jubilada, dedicó su vida a buscar justicia para su hija, convirtiéndose una defensora de derechos humanos.

El mismo día que el Secretario de Gobernación, Francisco Blake, pedía a la ciudadanía “sacudirse el miedo para combatir a los criminales”, Marisela fue asesinada frente a las puertas del Palacio de Gobierno de la Ciudad de Chihuahua, mientras realizaba una protesta pacífica e indefinida para exigir a las autoridades la detención del asesino de su hija Rubí.

Marisela no sólo se sacudió el miedo, caminó durante días desde la Subprocuraduría de Justicia a la Ciudad Judicial en Ciudad Juárez para exigir sanción para el asesino de su hija. La acompañaban una carriola con su nieta de dos años y un cartel con la foto de su hija Rubí. Un tribunal de juicio oral dejó en libertad al asesino, cimbrando el sistema de justicia.

Marisela, luchadora incansable, logró junto con las abogadas del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM) que un tribunal de casación (integrado por tres magistrados) rectificara la decisión de los jueces y logró obtener una sentencia condenatoria contra Sergio Rafael, asesino confeso, en el que se le condenaba finalmente a 50 años de prisión.

“Ya me cansé de hacer su trabajo, ahora les toca a ellos” decía Marisela. Efectivamente, mientras las autoridades no lograron encontrar a Sergio Rafael, Marisela con sus propios recursos, lo ubicó en Zacatecas y dio aviso a la Procuraduría de Chihuahua, que alegó que por trámites burocráticos no pudo detenerlo.

La Procuraduría del estado de Chihuahua le informó a la madre, que en coordinación con la Procuraduría General de la República y las de los Estados “se encontraban buscando al asesino de su hija en todo el país”. Nunca lo encontraron.

Durante dos años, recorrió el país. Regresó a Zacatecas, viajó a la Ciudad de México donde solicitando audiencia con el Presiente Calderón y con el Procurador Arturo Chávez Chávez, quienes se negaron a recibirla. Se entrevistó con mandos de la Procuraduría General de la República que le prometieron que buscarían al asesino de su hija. Tampoco lo encontraron.

Días antes de ser asesinada, acudió a un acto donde se encontraba el Gobernador de Chihuahua, César Duarte y sacó una pancarta que decía “justicia, privilegio de gobiernos”. La solicitud de Marisela hizo enojar al Gobernador, como lo documentaron varios periódicos locales. El gobernador incluso la regañó y despreció. Después, logró entrevistarse con el Fiscal del estado de Chihuahua que le prometió que revisaría su caso.

Lucha Castro, coordinadora del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM) declaró “en estos momentos, no se puede descartar ninguna línea de investigación, incluida la de un crimen de estado pues Marisela no iba a parar hasta que detuvieran al asesino de su hija”.

Marisela murió a las puertas del Palacio de Gobierno y frente a la cruz de clavos que colocaron la red de mujeres de negro y madres de las jóvenes asesinadas en el estado de Chihuahua. Marisela fue asesinada por pedir justicia.

Sr. Presidente Calderón y Sr. Duarte, Gobernador de Chihuahua: ¿hasta dónde llega la responsabilidad de los ciudadanos para hacer justicia y dónde empieza su labor como autoridades?

Ante tal incapacidad, cantidad de omisiones, desprecio y negligencia, el Estado mexicano es responsable y debe responder inmediatamente por el asesinato de Rubí y Marisela.

Ya basta. Ni una más.

Centro de Derechos Humanos de las Mujeres / Mesa de Mujeres/ COSYDDHAC/ Justicia Para Nuestras Hijas / Centro de Derechos Humanos Paso del Norte

Para mayor información:

Justicia para Nuestras Hijas // info@justiciaparanuestrashijas.org // Tel. (614) 413-3355 // twitter: @jpnh01 // Centro de Derechos Humanos de las Mujeres // comunicacion@cedehm.org // Tel. (614) 415-4152. //Centro de Derechos Humanos Paso del Norte// Tel. (656) 331 95 00// COSYDDHAC// Tel. (614) 410-77-55 // Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez